Viaje de intercambio agua y adaptación: Cuando la gestión del agua no tiene fronteras

IMG-20171215-WA0000Representantes de diversas instituciones mexicanas viajaron a Holanda y Alemania para reflexionar e intercambiar experiencias sobre las acciones de adaptación vinculadas con el agua que se establecieron en la Contribución Nacionalmente Determinada (NDC) en el marco del Acuerdo de Paris. Durante el viaje los participantes escribieron artículos para reflexionar sobre los diferentes temas.

En el marco del viaje de intercambio, se presentó la Comisión Internacional para la Protección del Rin (ICPR). No sólo se trata de una institución que implementa importantes acciones de adaptación al cambio climático, sino también evidenció que los eventos extremos pueden convertirse hasta en detonadores de acciones conjuntas con impactos cruciales en el manejo hídrico.

shutterstock_718246648

La Comisión Internacional para la Protección del Rin (ICPR) es una institución de cooperación internacional, que ha trabajado las últimas seis décadas implementando acciones de mejora en la calidad del agua y la recuperación ecológica del Río Rin. Este río europeo conecta los Alpes con el Mar del Norte y representa el eje cultural y económico más importante de Europa Central. En su cuenca viven 60 millones de personas de nueve países. Los logros de esta comisión son un gran ejemplo de acciones de adaptación al cambio climático basadas en ecosistemas.

IMG-20171215-WA0001

El principio básico de esta cooperación internacional es entender que en el tema del agua no existen fronteras nacionales o internacionales. La ICPR es un ejemplo de éxito en el trabajo conjunto, donde los representantes gubernamentales de  Suiza, Francia, Alemania, Luxemburgo, los Países Bajos y la Comisión Europea cooperan estrechamente para armonizar los intereses de uso y la protección ambiental en la cuenca del Rin. Los puntos focales de trabajo son el desarrollo sostenible del Rin y de sus áreas aluviales asi como el buen estado de todas las aguas en la cuenca. Esta cooperación internacional tiene su fundamento en la base jurídica establecida por la Convención sobre la Protección del Rin, así como en varias directivas y reglamentos europeos que requieren una aplicación coordinada en toda la cuenca, como la Directiva Europea Marco del Agua y la Directiva Europea de Gestión de Inundaciones entre otros.

shutterstock_717541024

Se han enfrentado a diversos retos y justo un incendio en instalaciones de productos químicos que terminaron derramados en el Rin, fue el detonante del interés de los gobiernos por trabajar en cooperación. Juntos han logrado la reducción de la contaminación de fuentes puntuales, que ha llevado a una menor contaminación con metales pesados ​​y otros contaminantes. Desarrollan proyectos de prevención de inundaciones causadas por los efectos del cambio climático, e implementan medidas de mitigación.

La toma de decisiones de esta cooperación se lleva a cabo por medio de asambleas en las que participan los representantes de los gobiernos con derecho a voz y voto. Además, se toman en cuenta las recomendaciones de  la sociedad civil  lo cual ha resultado crucial en el éxito de esta cooperación. Por ello, en la última década del siglo pasado, las actividades ICPR fueron un modelo para muchas otras cuencas fluviales.

El viaje de estudios tomó lugar del 27 de noviembre al 8 de diciembre de 2017. Participaron representantes de la Dirección General de Cambio Climático de la Secretaria de Medio Ambiente (SEMARNAT), la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA), la Secretaria de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente del Gobierno del Estado de yucatán (SEDUMA) y el Comité Técnico de Aguas Subterráneas del Consejo de Cuencas de la Peninsula de Yucatán.