En nuestro día a día hacemos las compras de nuestros alimentos tomando en cuenta por lo general un factor importante, el precio. ¿Pero logra este precio reflejar realmente qué prácticas se utilizaron para cultivar ese alimento o cuántas toneladas de gases de efecto invernadero se emitieron? El valor de los alimentos va mucho más allá de aspectos puramente económicos, existen muchas implicaciones sociales y ambientales que dependen directamente de las prácticas utilizadas para su producción. Prácticas poco conscientes pueden tener varias afectaciones sobre la naturaleza como emisiones de gases de efecto invernadero y contaminación suelos y mantos acuíferos con agroquímicos. Sin embargo, buenas prácticas agrícolas pueden tener contribuciones significativas para el capital natural, social y económico.

El Proyecto Integración de la Biodiversidad en la agricultura en México IKI-IBA, junto con el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible CEDES y ONU Medio ambiente organizaron el evento “The true Value of Food”/El verdadero valor de los alimentos dentro del Congreso Mundial de Conservación de IUCN. En este panel virtual se trataron aquellos aspectos intangibles de la producción de alimentos que tienen un impacto y valor importante y que normalmente no son tomados en cuenta ya que van más allá del precio. Por medio de un juego interactivo sobre el caso de una cervecera se invitó a la audiencia a evaluar las externalidades ambientales y sociales de diversas decisiones con el fin de concientizar sobre el valor de las mismas.

Además, se complementó con un panel de discusión con actores tanto de sector privado como sector público de México y Brasil sobre la integración de la biodiversidad en la agricultura. El diálogo fue bastante enriquecedor ya que expusieron dos percepciones diferentes sobre el manejo de la agricultura y proyectos o experiencias positivas e innovadoras. No obstante, se enfatizó la necesidad de aprovechar estas diferencias para cooperar entre sector público y privado cada uno desde su área de experiencia. Este fructífero evento demostró la importancia del apoyo entre los diferentes sectores para lograr una mayor incidencia ambiental, social y económico a través de la mejora de las prácticas en el sector agrícola.

Conoce más en el siguiente enlace.