NACAG es una iniciativa global que busca la reducción en emisiones de óxido nitroso (N2O) en el proceso para la producción de ácido nítrico. La propuesta ofrece asesoría a gobiernos y productores nacionales, en materia de tecnología para el abatimiento y política pública para la regulación de las emisiones en el sector. Asimismo, ofrece apoyo financiero para la compra e instalación de tecnología de abatimiento y equipo para la monitorización de N2O. Este apoyo está disponible únicamente para los países legibles a recibir asistencia oficial al desarrollo (AOD) y que se adhieran a la iniciativa.

Contexto

Durante la COP21, en 2015 en Paris, el Ministerio Federal Alemán de Medio Ambiente, Conservación de la Naturaleza y Seguridad Nuclear (BMU) anunció la creación del Grupo de Acción Climática del Ácido Nítrico (NACAG), con el objetivo de incentivar la instalación de tecnología para el abatimiento de N2O en el sector global de ácido nítrico. Bajo este contexto, NACAG pretende mitigar las emisiones de N2O producto de la elaboración de ácido nítrico e incorporar dichas reducciones para el cumplimiento de las Contribuciones Nacionalmente Determinadas por parte de los países adheridos a la iniciativa.

El enfoque de la iniciativa NACAG se alinea con el marco del Acuerdo de París, pues el gobierno de Alemania proporcionará financiamiento climático, mientras que los países socios son alentados a asumir la responsabilidad por la reducción de emisiones en el futuro.

Como grupo de acción global, NACAG está abierto para que todos los países se unan, ya sea como país socio o como donante.

¿Por qué el sector de ácido nítrico?

El ácido nítrico es un producto importante para la industria química, pues se utiliza para la producción de fertilizantes artificiales a base de nitrógeno. Sin embargo, su proceso de fabricación emite N2O, un gas de efecto invernadero potente con un potencial de calentamiento global 265 veces mayor al del dióxido de carbono (CO2).

Aunque las tecnologías para el abatimiento de emisiones están disponibles a un costo comparativamente bajo, el N2O generado en la producción de ácido nítrico continúa siendo emitido a la atmósfera en la mayoría de los países del mundo. Esto se debe, principalmente, a que los productores no cuentan con los incentivos adecuados para concretar la inversión en tecnologías de mitigación, pues dichas tecnologías no representan una ventaja competitiva. A esto se añade la inexistencia de mecanismos de regulación de emisiones en este sector casi a nivel global.

La producción de ácido nítrico a nivel global se lleva a cabo de forma relativamente centralizada, con aproximadamente 580 plantas industriales, a cargo de producir 6.5 Mton. anuales de ácido nítrico. La mayor parte de estos productores operan en países desarrollados, que no son elegibles para recibir financiamiento por parte de NACAG, y donde ya se cuenta con legislación para regular las emisiones de N2O en el sector.

En este sentido, la reducción de emisiones de N2O en la producción de ácido nítrico aportará al cumplimiento de las metas establecidas por el Acuerdo de Paris, para mantener la temperatura global por debajo de los 2°C sobre niveles preindustriales. Se calcula que el sector de ácido nítrico en los países en vías de desarrollo tiene un potencial de mitigación de aproximadamente 200 Mton. de CO2 eq.

Financiamiento

NACAG ofrece apoyo financiero para la reducción de las emisiones de óxido nitroso de las plantas de ácido nítrico ubicadas en países elegibles para la Asistencia Oficial para el Desarrollo (AOD). Tanto los proyectos de reducción de N2O ya existentes como los proyectos completamente nuevos pueden ser financiados. NACAG proporciona apoyo financiero a operadores de plantas de ácido nítrico individuales para sus actividades de reducción, a condición de que el país en el que se encuentra la planta esté comprometido a mantener la reducción de emisiones después de 2020.

Se encuentran disponibles dos mecanismos de financiamiento. El mecanismo I proporciona a los operadores de plantas de ácido nítrico subvenciones que cubran los costos de inversión, mantenimiento y monitoreo de la tecnología de reducción. En el mecanismo II NACAG, en cooperación con el Banco Mundial, ofrece comprar créditos de emisiones generados a partir de proyectos de reducción de N2O, a precios determinados por subastas específicamente diseñadas.

Apoyo técnico

La Secretaría de NACAG está brindando apoyo técnico a todas las partes interesadas que deseen participar en la reducción de las emisiones de óxido nitroso de la producción de ácido nítrico. La iniciativa proporciona a los operadores de planta asesoramiento específico y personalizado con respecto a la tecnología de reducción más apropiada, su instalación y operación, así como los requisitos operativos para monitorear las reducciones de emisiones.
Además, la Secretaría de NACAG asesora gobiernos sobre mecanismos para la regulación de emisiones de óxido nitroso. Según el Acuerdo de París, todos los países deben formular, presentar y revisar periódicamente sus actividades y objetivos de mitigación del cambio climático en forma de Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC). El objetivo de NACAG es que todos los países incluyan la reducción de las emisiones de óxido nitroso en sus NDC y pongan en marcha mecanismos efectivos para garantizar la reducción de las emisiones a largo plazo.

¿Cómo unirse a NACAG?

La iniciativa está abierta a todos los actores, incluidos los gobiernos, las instituciones y los representantes del sector privado, que deseen apoyar el objetivo de reducir las emisiones de óxido nítrico de la producción de ácido nítrico de manera sostenible.

Además, se invita a los gobiernos a firmar la Declaración de Compromiso y, por lo tanto, a unirse formalmente a NACAG. Este documento abarca el compromiso de mitigar permanentemente las emisiones de óxido nitroso de las plantas de ácido nítrico a partir de 2021.

Los operadores de planta con sede en países que se han unido a NACAG pueden solicitar subvenciones completando y firmando la Solicitud de subvención. Si la aplicación es exitosa, los operadores de la planta pueden recibir asesoramiento técnico y apoyo financiero para instalar y operar la tecnología de reducción.

Para más información sobre NACAG visita: http://www.nitricacidaction.org/