El sector transporte es la principal fuente de emisiones en México, responsable del 18% de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y el 22% del carbono negro de acuerdo con el Inventario de GEI por lo tanto, es un sector con gran potencial de mitigación. Ante este panorama una de las alternativas ha sido el uso de motores eléctricos o híbridos.

 

La electromovilidad contribuye a una mayor eficiencia en términos energéticos y aporta a la reducción de emisiones contaminantes a través de la utilización de fuentes alternas a los combustibles fósiles, es importante el trabajo en conjunto del sector privado, gubernamental, académico y de sociedad civil para generar políticas públicas que fomenten esta tecnología.

 

En este sentido el semanario inició haciendo énfasis en los beneficios de sustituir los transportes a base de combustibles fósiles por vehículos eléctricos. Entre ellos se encuentran la reducción de los compuestos orgánicos volátiles y las afectaciones directas a la salud y la disminución en el consumo de gasolina y gas natural.

 

 

Eduardo Olivares de SEMARNAT presentó la relación entre la Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDC) y el sector transporte donde destacó la importancia de políticas públicas para fortalecer la electromovilidad en automóviles privados ya que estos representan el 87% de las emisiones del sector.

 

En este contexto Alejandro Villegas de SEMARNAT compartió algunos datos respecto a las externalidades negativas del sector transporte. En la Zona Metropolitana del Valle de México 6 de cada 10 días del año existe mala calidad del aire por ozono y el 5 de cada 10 por material particulado lo cual causa impactos en la salud pública: 21 mil muertes prematuras cada año y costos económicos hasta el 3.2 % del PIB.

 

Es por ello que se impulsa la Estrategia Nacional de Electromovilidad que se asocia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 al buscar intermodalidad entre la movilidad eléctrica de vehículos motorizados y no motorizados (scooters, bicicletas, etc.)

 

Es por esto la importancia del sector transporte en la NDC, Juana Itzchel Nieto del INECC explicó los retos para la implementación de la electromovilidad en el país. Entre ellos destacan los precios de adquisición de los vehículos, autopartes y baterías, beneficios directos e indirectos no fiscales, financiamiento, infraestructura asociada y tarifas de recarga, aumentos en el precio de los combustibles fósiles e incentivos fiscales.

 

La segunda parte del seminario abarcó los aspectos técnicos de la implementación de la electromovilidad con la participación de la Agencia Internacional de Energía, Carbon Trust y la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz. Durante esta mesa se discutió la factibilidad del uso de vehículos eléctricos tomando en cuenta la infraestructura disponible, los esquemas de financiamiento e incentivos, el acceso a la tecnología de uso y carga de baterías.

  • Descargables

    Electromovilidad

    Descargar

    The Global EV Outlook 2018: Focus on batterries and battery charging

    Descargar

    NDC y Transporte

    Descargar