El Gobierno de México presentó su Contribución Determinada a nivel Nacional (NDC, por sus siglas en inglés) actualizada a la Secretaría de la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC), el 29 de diciembre de 2020. Con esta nueva NDC, México inicia un nuevo ciclo en su política de cambio climático con base en sus compromisos adquiridos en el Acuerdo de París y sus metas climáticas establecidas a 2030.

La NDC actualizada de México nuevamente presenta metas para sus componentes de mitigación y adaptación, en los cuales se pueden encontrar objetivos no condicionados y condicionados. En materia de mitigación, México ratificó su nivel de ambición de reducción de emisiones tanto para GEI, -22 %, como para carbono negro, -51%, al 2030; esto con respecto a una línea base (business as usual) que toma como punto de partida 2013. Respecto a las metas condicionadas, México se comprometió a reducir hasta un 36% sus emisiones de GEI y 70% de carbono negro, también al 2030; esto último, en función de que se establezcan mecanismos de transferencia tecnológica, se defina un precio de comercio de carbono, continúe la cooperación técnica y tenga acceso a recursos financieros asequibles.

También se ampliaron los objetivos de adaptación a 27 líneas de acción en cinco ejes: (1) prevención y atención de impactos negativos en la población humana y en el territorio, (2) sistemas productivos resilientes y seguridad alimentaria, (3) conservación, restauración y aprovechamiento sostenible de la biodiversidad y de los servicios ecosistémicos, (4) gestión integrada de los recursos hídricos con enfoque de cambio climático y (5) protección de infraestructura estratégica y del patrimonio cultural tangible. Uno de los nuevos enfoques multisectoriales es blue carbon que refiere al dióxido de carbono eliminado de la atmósfera por los ecosistemas marinos costeros.

La actualización de la NDC de México incluyó un amplio proceso de consulta y participación social, que se adecuó a la contingencia sanitaria causada por el virus SARS-CoV-2 desde principios de 2020. La GIZ México brindó acompañamiento a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) para la realización de una Encuesta Nacional y Subnacional con el objetivo de recoger insumos e ideas de acciones de mitigación y adaptación, considerando las características de México, tales como: condiciones territoriales rurales-urbanas, poblaciones indígenas, juventudes, perspectiva de los derechos humanos, género, sectores productivos, entre otros.

A su vez, la GIZ apoyó al gobierno mexicano en su proceso de actualización de su NDC a través de los proyectos “Convergencia de la política energética y de cambio climático” (CONECC) y “Alianza Mexicana-Alemana de Cambio Climático”. Este lazo de cooperación entre México y Alemania, en materia de acción climática se busca extender para el proceso de desarrollo de los planes de instrumentación -tanto en mitigación como adaptación- con el objetivo de apoyar en la implementación de la NDC. El Gobierno de México ratifica su compromiso de implementar la NDC con respeto a los derechos humanos, integrando el enfoque de igualdad de género, priorizando las necesidades de los grupos en condiciones de vulnerabilidad.