El proyecto Preparación de un Sistema de Comercio de Emisiones en México (SiCEM) publica un estudio novedoso y específico de México sobre los impactos de un Sistema de Comercio de Emisiones (SCE) en competitividad y fuga de carbono, como parte de un esfuerzo para brindar recomendaciones técnicas sólidas para apoyar a un robusto y rentable SCE en México.

A la luz de la próxima fase piloto del SCE mexicano, que comenzará en 2019, el proyecto SiCEM de la Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) GmbH (Cooperación Alemana al Desarrollo Sustentable) ha estado explorado las implicaciones económicas de establecer un SCE en México.

 

Después de la entrada en vigor del Acuerdo de París en 2016, el Congreso de México aprobó una reforma a la Ley General sobre Cambio Climático en 2018. La reforma estableció un Sistema de Comercio de Emisiones obligatorio para respaldar la mitigación del cambio climático al menor costo posible, estipulando que la regulación SCE no debería afectar adversamente la competitividad internacional de México.

 

La legislación reconoce que una asimetría en las políticas internacionales en los precios de carbono —es decir, cuando algunos países han elevado sus precios en emisiones más que otros— potencialmente puede llevar a perder la competitividad industrial para los países con los costos más altos de carbono, ya que estos precios usualmente elevan los costos de producción a corto plazo. Esto puede causar el fenómeno de fuga de carbono, en el cual las compañías deciden mover sus producciones a jurisdicciones con políticas de precios de carbono menos rigurosas; como resultado, las reducciones de emisiones logradas a nivel nacional pueden ser compensadas por las mayores emisiones en otros lugares. En general, las emisiones globales se mantienen iguales o aumentan.

Riesgo de fuga de carbono

 

El estudio publicado aborda estas preocupaciones para la economía particular de México, incluso su composición sectorial y el nivel de conexión con la economía global, concentrándose en sus sectores de altas emisiones y expuestos al comercio (EITE). Hasta 2021, el estudio encuentra que el SCE de México tendría solo un impacto marginal en el crecimiento de toda la economía del país. Es importante destacar que tiene un impacto insignificante la decisión sobre si el límite de emisiones del sistema (cap) sigue las metas condicionadas o no condicionadas de la Contribución Nacionalmente Determinada (NDC) de México.

 

Un enfoque en los impactos de la competitividad para sectores específicos brindó una perspectiva diferente. Debido a sus niveles de interconexión con la economía global y la naturaleza intensiva del carbono de sus procesos, algunos sectores están identificados como vulnerables ante el riesgo de la fuga de carbono, particularmente los del hierro y el acero, el vidrio, el cemento y las industrias químicas y, en menor grado, el de la pulpa y el sector del papel. Sin embargo, esto no significa que estos sectores deban ser excluidos de la participación en un SCE. Se pueden establecer mecanismos de apoyo (por ejemplo, una asignación gratuita de derechos de emisión como parte de la “asistencia de transición” al establecer un SCE) para industrias vulnerables, al menos en la fase inicial del SCE. La recomendación es que la asignación de derechos evolucione gradualmente hasta convertirse en una combinación de asignación basada en resultados y un análisis comparativo, con la subasta progresivamente introducida a medida que el mercado de carbono madura.

 

El programa piloto mexicano de SCE brinda una valiosa oportunidad para evaluar el potencial de fuga de carbono de las industrias vulnerables. La revisión periódica del sistema permitirá determinar esquemas de apoyo más apropiados, así como reducir los derechos de emisión gratuitos para aumentar el potencial de ingresos de carbono. El presente estudio cubre los impactos de competitividad, cuyos resultados brindan recomendaciones para el diseño del SCE en México. En los próximos meses se publicarán en el Blog “IKI Alliance México” estudios adicionales que abordan una variedad de problemas técnicos al respecto.

 

Para más información, por favor contactarnos en: Comercio.Emisiones-MX[AT]giz.de