El proceso de diseño del Sistema de Comercio de Emisiones (SCE) en México ha requerido de generar insumos enfocados en diferentes componentes, que van desde los aspectos técnicos, regulatorios, y de formación de capacidades. En referencia al último aspecto, en el primer año del proyecto GIZ, Preparación de un Sistema de Comercio de Emisiones en México (SiCEM), ha sido fundamental enfocar esfuerzos en el sector industrial del país.

 

De acuerdo a las reformas a la Ley General de Cambio Climático, las bases preliminares que contendrán el fundamente legal del SCE en su fase piloto “deberán considerar las circunstancias de competitividad de la industria nacional en el contexto global, particularmente en aquellos sectores cuya actividad económica se encuentra expuesta a la competencia internacional, cuidando no se afecte su competitividad”. Este mandato abrió la oportunidad de una colaboración continua y muy cercana, por parte del proyecto, con los sectores más relevantes para el SCE basados en su generación de gases de efecto invernadero (GEI).

 

Lo anterior, ha llevado a planificar a lo largo del 2018 una serie de actividades con la industria, siempre buscando la formación de capacidades para que los sectores pudieran participar activamente en el proceso de diseño, y posteriormente, de implementación del SCE. Tales actividades han consistido en la realización de talleres con un enfoque de Tronco Común y Especializado llevados a cabo en la primera mitad del 2018. Los talleres trataron de guiar al participante desde temas muy básicos hacia conceptos más complejos. En la segunda mitad del año, se realizó un viaje de estudios a Alemania donde los participantes pudieron conocer de primera mano las experiencias del diseño e implementación del SCE de la Unión Europea (EU ETS). Las entrevistas con representantes de instituciones alemanas clave para el EU ETS ayudaron a tener un mejor entendimiento de las oportunidades que se presentan para los sectores regulados, así como sus retos.

 

 

De acuerdo al Objetivo 9: Industria, innovación e infraestructura, como parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, se ve a la innovación e inversión en infraestructura como una parte fundamental del crecimiento y desarrollo económico. Es precisamente al momento de buscar soluciones permanentes en materia de tecnología donde la investigación e innovación promueven la ruta hacia lograr una industria sostenible.

 

La implementación del SCE permitirá a las empresas en el país decidir sobre si realizar mejoras tecnológicas al interior para reducir sus emisiones de GEI, o ser participantes del mercado, catalizando de esta manera la innovación al buscar la solución más costo-efectiva para la empresa. Actualmente, se planea la implementación de una serie de talleres sectoriales donde uno de los temas a cubrir será los elementos clave a tomar en cuenta para este tipo de toma de decisiones, incluyendo tecnología disponible en sectores como Acero, Cemento y análisis financieros. Además, los talleres cubrirán los pasos dentro del ciclo de cumplimiento de un SCE y el tema de subastas, entre otros.

 

El proyecto SiCEM es desarrollado por la GIZ por encargo del Ministerio de Medio Ambiente de Alemania (BMU) en apoyo a las acciones encabezadas por la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).